FIRMAR LAS FOTOS

Quiero poner esta reflexión, que alguna vez lo había pensado, y hoy, aquí, en mi rincón lo voy a poner.



Verás, parto de la base de  que no soy fotógrafo, no soy ni tan siquiera aprendiz...solo alguien que le gusta la fotografía desde que nació, y tengo desde diapositivas realizadas con cámaras de carretes con su flash incorporado (muy antiguas), hasta las últimas digitales.


Recuerdo que esa primera cámara, la llevó mi padre a casa cuando yo tenía unos 14 o 15 años.

Otro día pondré como la compró...


A lo que iba...



Desde que llegó a mis manos, siempre me la llevaba a todos los lugares que podía, ya que en aquella época, si yo tenía dinero podía comprar el carrete y el dinero para revelar, ya que si no tiraba de  mis ahorros, no podía comprar ni revelar: las circunstancias no lo permitía.

No sé cuántas diapositivas tengo metidas en cajas; desde la Romería del Rocío de mi Hdad. de Coria del Río, viajes personales y familiares, con amigos, mi coro rociero (la verdadera Raya Real), ,Sevilla, provincias visitadas, playa, en la marisma, playa, y un sinfín de "locuras" que se me han ido y siguen ocurriendo y voy para fotografiar o ver si encuentro "algo" que me guste para disparar, y después saborear el rato que estuve esperando ese momento para disparar...

Luego, entre diapositivas y diapositivas, sacaba en papel, de los cuales puedo tener no sé cuántos albunes. 

Entonces había que afinar bastante, ya que un carrete de 36 fotos era lo que había (en mi caso llevaba siempre varios, incluso de blanco y negro), o sea, que no había elección de poderla ver antes y elegir la que te querías quedar o borrar.

Comentado un poco esto, ahora al grano de mi reflexión, a lo que pondré algún ejemplo.


Cuando vemos esta foto que pongo, por ejemplo, vemos a mi compadre Pinales y a Juan Mejías que ya nos dejaron por desgracia (aparte de Pedro y Rocío al fondo y los dos hombres que están también).

Bueno, pues ahí también estaba yo, que era el que hizo la fotografía.





Dicho de esta manera, parece que me tienen que dar "una placa" por hacer una foto, y no es eso, es tener muchísimas fotografías repartidas (por supuesto con mucho gusto) y no aparecer en ninguna habiendo estado, y la verdad, en muchas me hubiera gustado estar para que quedara inmortalizado ese momento al lado de estas grandes personas, en ese lugar, esa fiesta, en el atardecer perdido, etc...después ves las fotos por ahí, y ahora con el paso del tiempo y personas que por desgracia nos faltan, me doy cuenta que me hubiera gustado estar en muchas de ellas, y  ver que también fui joven, o que ropa llevaba puesta, si con sombrero o gorra., etc...
Otras que son de viajes y queda inmortalizado el momento que todos se lo pasan "bomba" en algún momento, pero claro, el que la hace no está, y como había comentado antes, esto me sucede desde hace algún tiempo, quizás desde que tuve a mi hijo, y pensando que me gustaría poder "contarle batallitas",  de tantas fotos como tengo, que algunas no tienen un "batallita", tienen "una guerra" que contar.
 En fin, quizás con la edad me esté poniendo demasiado romántico y añorar muchas cosas...


Después hay otra cosa, que es el poco valor que se le da, y vuelvo a repetirlo, "no necesito una placa ni dinero", solamente que  para hacer esa foto, hay que llevar la cámara, cuidarla para que el polvo no te la destroce, llevarla en el charret, carriola, en la mano, o donde mejor puedas (en el caso del rocío) con mucho cuidado para que no se mojara, robaran o partiera,  haber ido a comprar los carretes, una vez terminado la romería costear los 14 o 15 carretes que llevaba (con el importe que suponía eso) con la incertidumbre de si valdrá alguna o no,  y así un montón de cosas, que solo lo sabe el que es aficionado a la fotografía, porque del profesional no digo nada, que para eso es su trabajo y si tiene que tener todo esto en cuenta: es lo que hay, como cada uno en su profesión y por eso entiendo cuando un profesional cobra por una foto.

A lo que me refiero, y no quiero que parezca que soy vanidoso, no, solamente esta reflexión que llevo tiempo pensándola y el que lo lea y sea aficionado, entenderá perfectamente lo que quiero decir.

Ya que, vuelvo a repetir, si "yo" fuese profesional de la fotografía, sería mi trabajo y me tendría que aguantar con la lluvia, calor o frío, y no estaríamos hablando nada.

Ahora pondré algún otro ejemplo.




En esta foto por ejemplo, podemos ver a la gente que aparece, y como pasa con todo, con el paso del tiempo todo tiene más valor sentimental, que por eso es lo de poner el nombre o firmar algunas fotos. 

En esta foto, siempre se recordará a los que se ven, pero jamás se sabrá la persona que tiró la fotografía, y estaba también junto al Bendito Simpecado.

Por eso, aún sabiendo y como no podía ser de otra forma, que mis fotografías solo tienen el valor para mí...que ya no es poco, porque no tengo que satisfacer a nadie ya que mi comer está en otra cosa.

Espero que el día que no esté en este mundo, mi hijo Jesús  vea algunas fotos con mi nombre y pueda decir: con esta gente estaba también mi padre, o esa foto realizada a ese charco reflejando un "algo",también pueda decir: habrá que ver el tiempo que se llevaría mi padre esperando para poder hacer esta foto......y si algún día mi Jesús es padre, su o sus hijos puedan decir: esta foto es de mi abuelo...


Y ahora pongo otro ejemplo.



Esta foto Firmada (lleva la firma y el logo que voy poniendo, pero esta nada más que tenía la firma)

En ese atardecer estuve, y estuve esperando hasta que el sol se puso adonde yo quería para que la foto me saliera así, y a la misma vez, porque reunía los colores anaranjados del cielo sin perder del todo el verde del campo...

Si esto se llama "pues vaya tontería lo de este Jesús", entonces sí, soy muy tonto, pero no tengo dudas de quien lo piense, no lleva más de media vida tirando fotos y ver como después se apropian de ellas y ni cobrada (ya que jamás he cobrado una fotografía, jamás...y he adornado varios mesones, cafeterías y locales comerciales con mis fotos, pero "jamàs" he cobrado, aparte, las que les doy a mis amigos y a todo aquel que me lo ha pedido es una satisfacción para mí).

En fin, este es el motivo de firmar mis fotos, dejando muy claro nuevamente, que no soy ni aprendiz de fotógrafo, solamente alguien que le gusta, y fotografía lo que le parece y le vienen en ganas, sin mantener ningún patrón, ya que al no vivir de esto ni querer que la gente piense que "soy la leche haciendo fotos", me puedo permitir el lujo de hacerlas a mi manera, aparte  las de rigor y recuerdos de: vamos a ponernos aquí o allí.

Pues eso el motivo es este:

"Como pasa con todo, con el paso del tiempo todo tiene más valor sentimental, y por eso es lo de poner el nombre o el logo en muchas fotografías, para que el día que Dios me lleve con Él, y mi hijo  Jesús vea alguna foto firmada con mi nombre, pueda decir para sus adentros: detrás de la cámara que hizo esta foto, la persona que había era mi Padre…y si mi Jesús tiene algún día hijo o hijos, puedan decir lo mismo: detrás de ese objetivo estaba mi abuelo…

Quien me conoce sabe que mi hijo tiene 12 añitos tan sólo, pero como tengo claro que no le podré dejar nada económico en herencia, por lo menos quiero dejarle eso, el saber que detrás de muchas fotos hay muchas carreras, calores y fríos, momentos de esperas y búsqueda de ese momento, esa espera para que el sol se ponga donde yo quiero que esté, la rueda de la carreta pise el charco en el momento que yo he visto antes de tirar la foto, y tantos pequeños momentos y detalles que solo lo sabe uno mismo.


Y aquí termina mi reflexión .

Comentarios

Entradas populares